Paciencia, Fortaleza y esperanza.

martes, 26 de octubre de 2010

Paciencia, Fortaleza y esperanza. La formula perfecta para seguir adelante.

En el negocio multinivel como en cualquier otro negocio, vienen los días “No muy buenos” en donde nuestro cerebro primario (el encargado de nuestra protección) comienza a decirnos: retírate, no estás hecho para esto, busca un empleo, vende otra cosa y has otro multinivel.
Pero la experiencia ha enseñado que esto no es la solución al problema, más bien estaríamos trasladando el problema de un lugar a otro.

Y siempre surge esta gran pregunta ¿Qué hago?

Nos han enseñado que en la palabra de Dios encontramos la sabiduría necesaria de la vida y por lo tanto también encontramos muchas respuestas, hasta para esta pregunta.

Los invito a recordar la parábola del grano de mostaza en donde.- En aquel tiempo, Jesús dijo: «¿A qué es semejante el Reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Es semejante a un grano de mostaza, que tomó un hombre y lo puso en su jardín, y creció hasta hacerse árbol, y las aves del cielo anidaron en sus ramas». Dijo también: «¿A qué compararé el Reino de Dios? Es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo».

Como pueden ver la respuesta a la pregunta ¿Qué hago? En esos momentos difíciles de mi negocio es, Paciencia, Fortaleza y esperanza. Virtudes necesarias para alcanzar nuestros sueños así como esa semilla de mostaza que siendo tan pequeña crece tanto que hasta “las aves del cielo anidan en sus ramas”. Pero esto no sucede de un día para otro sino que lleva un proceso y lo primero que hay que hacer es sembrar la semilla, cuidarla y con mucha paciencia saber cuando está lo suficientemente fuerte como para que puedan anidar en ella.

Pero esta grandiosa parábola no queda hasta ahí sino que “ Dijo también: «¿A qué compararé el Reino de Dios? Es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo»”. Aquí nos habla de la capacidad que tiene la levadura de fermentar toda la masa, pero es necesario que el fermento este dentro de la masa y parafraseando a un gran profeta de mi tierra que decía “La masa, es el pueblo que espera una ayuda para realizar un cambio”. Estamos buscando esa “masa” para fermentar, una vez la encontramos lo que tenemos que hacer es ponerle un poco de levadura y lo que nos queda es tener paciencia para que la levadura realice su labor.

Tú decides que quieres ser, un grano de mostazo o una maleza, quieres ser la levadura o la masa. Simplemente tienes que tener paciencia, fortaleza y esperanza. Veras como tu negocio crece hasta que te de la sombra de ese árbol de mostaza y ese pan al final del proceso de la levadura.

Éxitos en tu negocio.